Atajos:   Regiones                   Temas                
   Sectores                

Oficina Regional para América Latina y el Caribe  

Oficina Regional para América Latina y el Caribe

   

Escuela de Trabajo Decente  

Escuela de Trabajo Decente

   

Trabajo Decente al Cubo  

trabajao Decente al Cubo
   

Actividades en la región  

Actividades ACTRAV en la región

   

Bibliotecas virtuales  

Guías de Investigación - Biblioteca de la OIT

   

Tarjeta Roja al trabajo infantil  

   

Plataforma de Pueblos indígenas  

   

Responsabilidad en materia laboral y de seguridad social

a) Comentarios


• En 9 países (Argentina, Colombia, Chile, Perú, Uruguay, Venezuela, El Salvador, Honduras y Panamá), se ha establecido la responsabilidad solidaria de la empresa principal en materia laboral y de seguridad social.

• En Argentina, Colombia y Honduras, la solidaridad se aplica a la tercerización de labores correspondientes a la actividad normal del empresario principal. En Venezuela y Panamá, la solidaridad se refiere a la tercerización de actividades inherentes o conexas a las del beneficiario.

• La solidaridad es uno de los aspectos de la regulación laboral de la tercerización que comprende el mismo ámbito que ésta, en Uruguay (actividades normales o propias del establecimiento –principales o accesorias–) y Perú (actividades principales).

• En Argentina y Perú la solidaridad se aplica a la tercerización que se efectúa con desplazamiento físico de los trabajadores a las instalaciones de la empresa principal.

• En Argentina, Colombia, Chile, Perú, Uruguay, Venezuela y Panamá se señala expresamente que la solidaridad alcanza a las obligaciones de los subcontratistas.

• En Argentina, la solidaridad opera en defecto del ejercicio del deber de control de las obligaciones del contratista por parte del empresario principal.

• En Perú, la solidaridad se contrae únicamente a las obligaciones laborales y de seguridad social de cargo de la empresa tercerizadora establecidos por norma legal, y no a las de origen convencional o unilateral.

• La regulación laboral de Colombia y Perú contempla la posibilidad de que la empresa principal repita contra el contratista en caso de que se le aplique el pago solidario de las obligaciones laborales frente a los trabajadores adscritos a la tercerización. En Uruguay y Honduras, se puede establecer por contrato la forma en que las obligaciones asumidas se dividen entre los deudores solidarios, así como exigirse las garantías que estimen convenientes.

• En Perú, además del derecho de repetición, se le otorgan al empresario principal los derechos y privilegios del crédito laboral en caso de insolvencia o quiebra.

• Únicamente en Brasil, se ha establecido la responsabilidad subsidiaria de la empresa principal en materia laboral y de seguridad social.


b) Países de Sudamérica


País  Responsabilidad en materia laboral y de seguridad social
 Argentina

Quienes cedan total o parcialmente a otros el establecimiento o explotación habilitado a su nombre, o contraten o subcontraten, cualquiera sea el acto que le dé origen, trabajos o servicios correspondientes a la actividad normal y específica propia del establecimiento, dentro o fuera de su ámbito, deberán exigir a sus contratistas o subcontratistas el adecuado cumplimiento de las normas relativas al trabajo y los organismos de seguridad social.

 

Los cedentes, contratistas o subcontratistas deberán exigir además a sus cesionarios o subcontratistas el número del Código Único de Identificación Laboral de cada uno de los trabajadores que presten servicios y la constancia de pago de las remuneraciones, copia firmada de los comprobantes de pago mensuales al sistema de la seguridad social, una cuenta corriente bancaria de la cual sea titular y una cobertura por riesgos del trabajo.

 

Esta responsabilidad del principal de ejercer el control sobre el cumplimiento de las obligaciones que tienen los cesionarios o subcontratistas respecto de cada uno de los trabajadores que presten servicios, no podrá delegarse en terceros y deberá ser exhibido cada uno de los comprobantes y constancias a pedido del trabajador y/o de la autoridad administrativa. El incumplimiento de alguno de los requisitos harán responsable solidariamente al principal por las obligaciones de los cesionarios, contratistas o subcontratistas respecto del personal que ocuparen en la prestación de dichos trabajos o servicios y que fueren emergentes de la relación laboral incluyendo su extinción y de las obligaciones de la seguridad social (artículo 30° de la Ley N° 20.744, modificado por la Ley N° 25.013).

 

 Brasil

Nos contratos de subempreitada responderá o subempreiteiro pelas obrigações derivadas do contrato de trabalho que celebrar, cabendo, todavia, aos empregados, o direito de reclamação contra o empreiteiro principal pelo inadimplemento daquelas obrigações por parte do primeiro (art. 455° de la Consolidação das Leis do Trabalho).

 

En la Súmula 331 y en la Orientación Jurisprudencial 191, el TSJ plantea como orientación la responsabilidad subsidiaria, supletiva o secundaria.

 

 Colombia

El beneficiario del trabajo o dueño de la obra, a menos que se trate de labores extrañas a las actividades normales de su empresa o negocio, será solidariamente responsable con el contratista por el valor de los salarios y de las prestaciones e indemnizaciones a que tengan derecho los trabajadores, solidaridad que no obsta para que el beneficiario estipule con el contratista las garantías del caso o para que repita contra él lo pagado a esos trabajadores.

 

El beneficiario del trabajo o dueño de la obra también será solidariamente responsable, en las condiciones fijadas en el párrafo anterior, de las obligaciones de los subcontratistas frente a sus trabajadores, aun en el caso de que los contratistas no estén autorizados para contratar los servicios de subcontratistas (numerales 1 y 2 del artículo 34° del Código Sustantivo del Trabajo, modificado por el Decreto Ley Nº 2351).

 

 Chile

La empresa principal será solidariamente responsable de las obligaciones laborales y previsionales de dar que afecten a los contratistas en favor de los trabajadores de éstos, incluidas las eventuales indemnizaciones legales que correspondan por término de la relación laboral. Tal responsabilidad estará limitada al tiempo o período durante el cual el o los trabajadores prestaron servicios en régimen de subcontratación para la empresa principal.

 

En los mismos términos, el contratista será solidariamente responsable de las obligaciones que afecten a sus subcontratistas, a favor de los trabajadores de éstos.

 

El trabajador, al entablar la demanda en contra de su empleador directo, podrá hacerlo en contra de todos aquellos que puedan responder de sus derechos.

 

En los casos de construcción de edificaciones por un precio único prefijado, no procederán estas responsabilidades cuando quien encargue la obra sea una persona natural (artículo 183°-B del Código del Trabajo, incorporado por la Ley N° 20.123).

 

 Perú

La empresa principal que contrate la realización de obras o servicios con desplazamiento de personal de la empresa tercerizadora es solidariamente responsable por el pago de los derechos y beneficios laborales y por las obligaciones de seguridad social devengados por el tiempo en que el trabajador estuvo desplazado. Dicha responsabilidad se extiende por un año posterior a la culminación de su desplazamiento. La empresa tercerizadora mantiene su responsabilidad por el plazo establecido para la prescripción laboral (artículo 9° de la Ley N° 29245).

 

La solidaridad se contrae únicamente a las obligaciones laborales y de seguridad social de cargo de la empresa tercerizadora establecidos por norma legal, y no a las de origen convencional o unilateral (artículo 3° del Decreto Legislativo N° 1038).

 

La extensión de responsabilidad alcanza al empresario principal, al contratista y al subcontratista, quienes son deudores solidarios frente al trabajador impago o a la entidad de previsión social. Las obligaciones laborales establecidas por norma legal incluyen el pago de las remuneraciones ordinarias y de los beneficios e indemnizaciones laborales previstas por ley.

 

Las obligaciones de previsión social incluyen las contribuciones y aportes que debe retener o pagar el empleador al Seguro Social de Salud, o a un sistema pensionario. La extensión de responsabilidad comprende a los incumplimientos que se produzcan durante el período de desplazamiento.

 

La solidaridad en materia de Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo se rige por lo dispuesto en el artículo 5º de las Normas Técnicas del Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo, aprobadas por el Decreto Supremo Nº 003-98-SA.

 

El plazo de prescripción de la responsabilidad solidaria se inicia ocurrido el fin del desplazamiento (artículo 7° del Decreto Supremo N° 006-2008-TR).

 

La empresa principal obligada a asumir obligaciones de la tercerista, en razón de la solidaridad, tiene derecho de repetición contra ésta, y adquiere los derechos y privilegios del crédito laboral en caso de insolvencia o quiebra (artículo 4° del Decreto Legislativo N° 1038).

 

 Uruguay

Todo patrono o empresario que utilice subcontratistas, será responsable solidario de las obligaciones laborales de éstos hacia los trabajadores contratados, así como del pago de las contribuciones a la seguridad social a la entidad provisional que corresponda, de la prima de accidente de trabajo y enfermedad profesional y de las sanciones y recuperos que se adeuden al Banco de Seguros del Estado en relación a esos trabajadores.

 

El Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo, los organismos comprendidos en los artículos 220º y 221º de la Constitución de la República, las Intendencias Municipales, las Juntas Departamentales y las personas públicas no estatales, cuando utilicen personal mediante algunas de las modalidades previstas en el inciso anterior, quedan incluidos en el régimen de responsabilidad solidaria regulado por la Ley Nº 18.099.

 

La responsabilidad queda limitada a las obligaciones devengadas durante el período de subcontratación, por el personal comprendido en la referida modalidad de contratación. Cuando se trate de obligaciones que se determinen en función de períodos mayores al de la subcontratación, la cuantía máxima por la que responderá el empresario principal no podrá exceder el equivalente de lo que se hubiera devengado si los operarios trabajasen en forma directa para el mismo (artículo 1º de la Ley Nº 18.099, modificado por la Ley Nº 18.251).

 

Las obligaciones laborales a que se refiere el artículo 1º de la Ley Nº 18.099, comprenden aquellas derivadas de la relación de trabajo que surgen de las normas internacionales ratificadas, leyes, decretos, laudos o decisiones de los Consejos de Salarios, o de los convenios colectivos registrados o de la información que surja de la documentación a la que se refiere el literal d) del artículo 4º de la Ley Nº 18.251 (planilla de control de trabajo, recibos de haberes salariales y, en su caso, convenio colectivo aplicable), así como el deber del patrono o empresario principal de colaborar en la aplicación de las medidas previstas en el artículo 1º de la Ley Nº 5.032.

 

Las obligaciones provisionales respecto del trabajador contratado comprenden las contribuciones especiales de seguridad social (patronales y personales), excluyendo las multas, los recargos, los impuestos y adicionales recaudados por los organismos de seguridad social. Tampoco están comprendidas las sanciones administrativas por concepto de infracciones a las normas laborales, las que se regularán en función del grado de responsabilidad que a cada empresa corresponda por el incumplimiento (artículo 7º de la Ley Nº 18.251).

 

Los deudores solidarios de obligaciones laborales pueden establecer por contrato la forma en que las obligaciones asumidas se dividen entre ellos, así como exigirse las garantías que estimen convenientes.

 

Dichos pactos o contratos no son oponibles a los acreedores, quienes podrán demandar indistintamente a cualquiera de los codeudores solidarios por el total de las obligaciones referidas en el artículo 1º de la Ley Nº 18.009 (artículo 2º de la Ley Nº 18.099).

 

 Venezuela

A los efectos de establecer la responsabilidad solidaria del dueño de la obra o beneficiario del servicio, se entiende por inherente, la obra que participa de la misma naturaleza de la actividad a que se dedica el contratante; y por conexa, la que está en relación íntima y se produce con ocasión de ella.

 

La responsabilidad del dueño de la obra o beneficiario del servicio se extiende hasta los trabajadores utilizados por subcontratistas, aun en el caso de que el contratista no esté autorizado para subcontratar; y los trabajadores referidos gozarán de los mismos beneficios que correspondan a los trabajadores empleados en la obra o servicio (artículo 56° de la Ley Orgánica del Trabajo).

 

Cuando un contratista realice habitualmente obras o servicios para una empresa en un volumen que constituya su mayor fuente de lucro, se presumirá que su actividad es inherente o conexa con la de la empresa que se beneficie con ella (artículo 57° de la Ley Orgánica del Trabajo).

 

Se entenderá que las obras o servicios ejecutados por el o la contratista son inherentes o gozan de la misma naturaleza de la actividad propia del contratante, cuando constituyan de manera permanente una fase indispensable del proceso productivo desarrollado por éste, de tal forma que sin su cumplimiento no le seria posible satisfacer su objeto.

 

Se entenderá que las obras o servicios ejecutados por el o la contratista son conexos con la actividad propia del contratante, cuando:

 

a) Estuvieren íntimamente vinculados,

b) Su ejecución o prestación se produzca como una consecuencia de la actividad de éste; y

c) Revistieren carácter permanente.

 

Cuando un contratista realice habitualmente obras o servicios para un contratante, en un volumen que constituya su mayor fuente de lucro, se presumirán inherentes o conexos con la actividad propia de éste, salvo prueba en contrario (artículo 23° y parágrafo único del Reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo).

 

 No hay regulación

Bolivia, Ecuador y Paraguay

 


c) Países de Centroamérica y México


País  Responsabilidad en materia laboral y de seguridad social
 El Salvador

El contratista y el sub-contratista responden solidariamente por las obligaciones resultantes de la prestación de los servicios de los trabajadores de éste, empleados en los trabajos requeridos por el contratista (artículo 5° del Código de Trabajo).

 

 Honduras

El beneficiario del trabajo, dueño de la obra o base industrial, a menos que se trate de labores extrañas a las actividades normales de su empresa o negocio, será solidariamente responsable con el contratista por el valor de los salarios y de las prestaciones e indemnizaciones a que tengan derecho los trabajadores, solidaridad que no obsta para que el beneficiario estipule con el contratista las garantías del caso y para que repita contra él lo pagado a esos trabajadores (artículo 7° del Código de Trabajo, modificado por el Decreto Legislativo N° 45, del 16 de febrero de 1961).

 

 Panamá

El beneficiario directo de los trabajos prestados u obra ejecutada será solidariamente responsable con el contratista, el subcontratista y demás empresas establecidas, del cumplimiento de las obligaciones pendiente a favor de los trabajadores, cuando se trate de trabajos u obras inherentes, relacionados o conexos con el giro de las actividades del beneficiario, aun cuando el subcontrato fuere expresamente prohibido en el negocio jurídico celebrado entre beneficiarios y contratistas.

 

En todo caso el contratista será solidariamente responsable con todos los subcontratistas de las obligaciones que éstos tuvieren pendientes con los trabajadores (artículo 89° del Código de Trabajo).


 No hay regulación

Costa Rica, Cuba, México, Nicaragua, Guatemala y República Dominicana