Atajos:   Regiones                   Temas                
   Sectores                

Capítulo 2. Articulación de alianzas entre el movimiento sindical y los pueblos indígenas

1. Articulación de alianzas entre el movimiento sindical y los pueblos indígenas

El movimiento sindical ha venido incorporando paulatinamente en su plataforma programática el trabajo con las organizaciones indígenas a fin de promover el respeto de los derechos de los pueblos indígenas y fortalecer procesos de alianzas con sus respectivas organizaciones.

No obstante este avance, la ausencia o el escaso conocimiento que prevalece aún en el movimiento sindical en torno a la cultura de los pueblos indígenas, su visión y perspectivas de desarrollo, así como el alcance y la forma como éstos se incluyen en el mundo del trabajo tanto en las zonas rurales cuanto en las zonas urbanas ha dificultado las adaptaciones programáticas o las reformas en las estructuras sindicales que permitan programas de acción más acordes y afinados respecto de las necesidades particulares de los trabajadores y las trabajadoras indígenas.

Frente a ello, la CSA-CSI conjuntamente con el programa PRO 169 y ACTRAV-OIT han impulsado un proceso destinado a contribuir al acercamiento entre las organizaciones sindicales y las organizaciones de pueblos indígenas de las Américas a fin de facilitar un diálogo intercultural entre ambos colectivos, en el marco del reconocimiento y respeto mutuo, y permitir con ello la construcción colectiva de un plan de acción conjunto a favor de la defensa y promoción de los derechos de los pueblos originarios.

En el marco de dicho proceso se han venido realizando actividades con miras a construir dinámicas de convergencia organizativa y programática entre las organizaciones sindicales y las organizaciones de pueblos indígenas.

A continuación se presenta de forma sintética las siguientes actividades realizadas en el marco de este proceso de fortalecimiento de la alianza entre el movimiento sindical y las organizaciones y pueblos indígenas:


  • Actividades regionales de planificación y articulación de alianzas
  • Experiencia de articulación nacional entre el movimiento sindical paraguayo y los pueblos indígenas del Chaco

 

2. Experiencias regionales de planificación y articulación de alianzas

La CSA conjuntamente con la CSI, el programa PRO 169 y ACTRAV-OIT, llevaron a cabo actividades a nivel regional y subregional destinadas a permitir el dialogo intercultural entre los dirigentes sindicales y los dirigentes indígenas a fin de fortalecer la articulación de alianzas entre las organizaciones sindicales y las organizaciones indígenas y planificar colectivamente planes de trabajo para la defensa de los derechos de los pueblos indígenas.

En tales actividades de planificación y articulación de alianzas estuvieron presentes dirigentes y asesores sindicales y dirigentes indígenas de América Latina y el Caribe.

A continuación se describirá las siguientes actividades:

 

  • Taller Regional sobre el Movimiento Sindical y el Convenio 169 (Asunción, 10-11 nov. 2011)
  • Reunión Regional sobre Pueblos indígenas y el Convenio núm. 169 de la OIT (Lima, 15-16 de agosto 2012)
  • Taller Regional de evaluación y seguimiento: Convenio núm. 169 y fortalecimiento de Alianzas (Lima, 4-5 de septiembre 2014)

 

Cada una de estas actividades contó con la elaboración de un plan de trabajo y/o una declaración complementada con una hoja de ruta, las cuales serán transcritas al final de la mención sintética de la actividad a fin de reflejar el proceso coherente al cual se inscribieron tales actividades.

2.1.Taller Regional sobre el Movimiento Sindical y el Convenio núm. 169 (2011)

La CSA y la CSI, con el apoyo del proyecto PRO 169 y de ACTRAV OIT, llevaron a cabo el “Taller Regional sobre el Movimiento Sindical y el Convenio núm. 169”, en la ciudad de Asunción, los días 10 y 11 de noviembre del año 2011.

Los objetivos de esta Taller Regional fueron:

 

  • Debatir sobre la mejor manera de articular las agendas programáticas del movimiento sindical de las Américas y de las organizaciones representantes de los pueblos indígenas.
  • Fortalecer de las capacidades de las personas participantes sobre la aplicación del Convenio núm. 169 de OIT y su relación con los 8 Convenios Fundamentales del Trabajo.
  • Definir un plan operativo de trabajo a efectos de articular un trabajo conjunto para la defensa y promoción de los derechos de los pueblos indígenas en las Américas.

 

Participaron representantes de las siguientes organizaciones:

 

  • CTA Argentina - Coordinador Secretaria de Pueblos Originarios
  • CGTRA Argentina - Coordinador de Investigaciones Sociales
  • Confederación General del Trabajo de Colombia (CGT) - Secretaria Indígenas
  • Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT Chile)
  • Central Autónoma de Trabajadores de Chile (CAT Chile)
  • Confederación Sindical de Trabajadoras y Trabajadores de Ecuador (CSE)
  • Central Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas (CEDO CLAT)
  • Central General de Trabajadores de Guatemala (CGTG)
  • Confederación de Unidad Sindical de Guatemala (CUSG)
  • Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (CUTH)
  • Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH)
  • Frente Nacional de los Trabajadores (UNT) de Nicaragua
  • Central Sandinista de Trabajadores (CST) de Nicaragua
  • Central General Autónoma de Trabajadores de Panamá (CGTP)
  • Confederación Nacional de Unidad Sindical Independiente (CONUSI)
  • Central Nacional de Trabajadores de Paraguay (CNT)
  • Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A)
  • Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP)
  • Central Unitaria de Trabajadores del Perú (CUT Perú)

 

En el marco de este Taller Regional los participantes elaboraron un documento con Conclusiones sobre los pasos necesarios a seguir para fortalecer la alianza entre el movimiento sindical y las organizaciones representantes de pueblos indígenas.

A través de una metodología de trabajo de grupos se elaboraron y definieron ejes estratégicos construidos colectivamente, como punto de partida para el establecimiento de un plan de trabajo continental, subregional y nacional:


Eje 1: Fortalecimiento de vínculos y alianzas

Eje 2: Fortalecimiento de capacidades en todos los niveles y sectores

Eje 3: Fortalecimiento de los espacios de dialogo social

Eje 4: Fortalecimiento orgánico para un abordaje especializado de la problemática indígena

Eje 5: Despliegue de campañas de sensibilización e incidencia

Eje 6: Refuerzo de la participación en el monitoreo de las normas vinculadas a los derechos de los pueblos indígenas.

Eje 7: Cualificación de los procesos de negociación colectiva


A continuación cada subregión presentó en el taller las siguientes propuestas:


Región Andina: Colombia, Perú y Ecuador


Eje 1: Fortalecimiento de vínculos y alianzas

3.1. Se apoya el proceso de Autorreforma Sindical y los otros ejes estratégicos discutidos durante el Taller

3.2. Difundir el Convenio 169 desde la dirigencia sindical hasta las bases

3.3. Plantear responsabilidad del Estado en el respeto a los pueblos indígenas y tribales

3.4. Conformación de un Consejo Ciudadano Multisectorial en cada país para concertar políticas para aplicar el Convenio 169 y vigilar su cumplimiento

3.5. Implementar red virtual para la comunicación tipo blog con todos los participantes de este seminario para compartir información relevante.

3.6. Creación de espacios de representación de autoridades de pueblos indígenas y tribales en todos los niveles incluyendo las organizaciones internacionales.

3.7. Aclarar significado del término “indígena” y utilizar el de “pueblos originarios” en lugar de “pueblos indígenas”

3.8. Gestionar de manera participativa los proyectos de cooperación técnica y facilitar el mutuo conocimiento de la estructura, objetivos y fuentes de financiación sostenible para el funcionamiento de las centrales sindicales, las organizaciones sociales y OIT

Eje 2: Fortalecimiento de capacidades en todos los niveles y sectores

a) Instalar en las escuelas de formación profesional, un módulo de derechos de los pueblos indígenas en el marco de la formación de formadores de acuerdo a las necesidades e incorporando las metodologías de formación que se aplican para los pueblos indígenas

Eje 3: Fortalecimiento de los espacios de dialogo social

a) Promover encuentros de saberes y análisis de aplicación de derechos de pueblos indígenas y tribales, en particular, sobre la consulta prevista en el Convenio 169


Región del Cono Sur: Argentina, Paraguay y Chile


Introducción:

El trabajo de las organizaciones sindicales y los pueblos originarios en el marco del Convenio 169 de la OIT, se inscribe en una relación de respeto recíproco, que reconoce las identidades, funciones e historias distintas; y que encuentra en una dimensión profundamente humana el factor de unidad.

El respeto de las distintas etnias, además de responder a un imperativo ético social, nos permite disponer de la sabiduría de los pueblos originarios, para abordar la crisis mundial, que amenaza con la depredación de la tierra, la destrucción del medioambiente; y por ende la destrucción de la vida humana.

Así como la naturaleza se nutre en la diversidad, la concertación de distintas inteligencias que aporten desde sus respectivas perspectivas históricas culturales, constituye una oportunidad para la generación de un nuevo orden social fundado en la solidaridad, el respeto a la vida humana y su diversidad, y el respeto de los derechos de la madre Tierra.

Esta nueva perspectiva, requiere del compromiso institucional de los Estados, de las organizaciones sociales y laborales, de los pueblos indígenas, pero esencialmente de las personas, que con todas sus limitaciones y obstáculos de la vida actual, se reúnen para conocerse, aceptarse y perdonarse, para construir una forma armónica de relaciones humanas.


Eje 1: Fortalecimiento de vínculos y alianzas

a) Las centrales sindicales se comprometen a trabajar con los Indígenas en la construcción de programas de alianza y confianza mutua, para despertar el interés de los mismos, tendiente a interesarse en el sindicalismo, dentro de un marco de la autodeterminación como pueblo indígena.

b) Talleres, Seminarios, Red de Comunicación local e interregional para la promoción de aplicación del Convenio 169, Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y las Normas vigentes.

c) Los documentos a ser distribuidos estarán escritas, en lengua materna, idioma oficial y los diversos soportes técnicos de comunicación.

Eje 2: Fortalecimiento de capacidades en todos los niveles y sectores

a) Formar dirigentes y promotores con la finalidad de desarrollar capacidades en un proceso de formación de formadores.

b) Seminarios y talleres para conocer el Convenio 169 y su inclusión en la currícula escolar.

c) En el proceso de autorreforma sindical lograr que las Centrales Sindicales incorporen los Estatutos una Secretaría de Trabajadores Indígenas.

d) Constituir un comité especializado para recoger las experiencias,

Eje 3: Fortalecimiento de los espacios de dialogo social

a) Integrar en todos los espacios de diálogo social al sector Indígena.


Región Centroamericana: Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá


Nicaragua:

a) Buscar más acercamiento con los pueblos originarios de Costa Caribe y el Pacifico a través de las organizaciones sindicales existentes.

b) Los sindicatos deben crear una Secretaría que trate asuntos de pueblos originarios o incluir dentro de su agenda un vínculo que permita un acercamiento a los pueblos indígenas.

c) El reto es promover divulgar y fortalecer las capacidades sindicales para dar a conocer el C169, creando convenio con las universidades de las Costas Caribe del país las que se encargan de la educación superior de los pueblos originarios y afrodescendientes y de esta manera sean nuestros mejores aliados para su divulgación.

Panamá:

a) No tiene ratificado el Convenio 169, el trabajo debe enfocarse a crear una alianza con las comunidades indígenas y sociedad civil, para que el gobierno ratifique el Convenio 169.

Honduras:

a) Buscar el acercamiento con la Secretaria de los pueblos indígenas para que incluya a todos los grupos indígenas y no sólo a los afrodescendientes.

b) Que la Secretaria de Educación de las confederaciones se encargue de la difusión del Convenio 169, creando los medios de comunicación para la sensibilización de los dirigentes y la sociedad civil.

c) Promover foros, seminarios, talleres, etc. con la participación de líderes sindicales y líderes de los pueblos originarios, y sociedad civil, movilizándose a los lugares donde están las comunidades.

Guatemala

a) Reforzar el movimiento sindical-indígena-campesino, que ha venido trabajando para solucionar problemas sociales, que aquejan a los sectores menos favorecidos, tales como la minería y los casos de desalojo de campesinos de sus tierras.

b) Promover el conocimiento y aplicación del Convenio 169, en todo el país.

c) Desarrollar campañas de sensibilización, seminarios, talleres de capacitación, con el apoyo de educadores, centrales sindicales y la OIT.

d) Solicitar el apoyo de las universidades San Carlos de Guatemala y Universidad Rural, para que en el pensum de estudios se incluya el Convenio 169 y se llegue a la mayor población posible.


2.2. Reunión Regional sobre Pueblos indígenas y el Convenio núm. 169 de la OIT (2012)

 

La CSA-CSI con el apoyo del Programa PRO 169 realizaron la “Reunión Regional sobre Pueblos indígenas y el Convenio núm. 169 de la OIT” en Lima los días 15 y 16 de agosto del año 2012.

 

La Reunión Regional tuvo como objetivos:

  

  • Fortalecimiento de las capacidades de las personas participantes para el ejercicio y la aplicación de los derechos de los pueblos indígenas (Convenio núm. 169 de la OIT), en el marco del derecho internacional de los derechos humanos.
  • Presentación de otros mecanismos de protección de los pueblos indígenas.
  • Presentación de la ley de consulta previa aprobada por el Estado Peruano.
  • Concertación de una campaña de la red de DDHH de la CSA para la implementación del C169, consultas nacionales, leyes de consulta previa y reformas legislativas en pro de la implementación y/o viabilización del Convenio 169 en los países miembros de la CSI-CSA.

 

 Participaron representantes de las siguientes organizaciones sindicales e indígenas:

  

  • Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas – CSA
  • Confederación Sindical Internacional – CSI
  • Panamá: Convergencia Sindical y CGTP
  • Paraguay: CUT-A, Universidad Católica Asunción
  • Guatemala: MTC, UNSITRAGUA/CUC, CGTG
  • Consejo de Pueblos Indígenas del Chaco Paraguayo
  • OIT: ACTRAV y PRO169
  • Bolivia: CONAMAQ
  • Ecuador: CSE
  • Perú: CUT, CATP, FEMUCARINAP

  

La agenda de la reunión regional comprendió:

 

  • La revisión del informe final de la reunión de Pueblos indígenas de Asunción realizado en noviembre de del año 2011;
  • La representante de ACTRAV OIT presentó la herramienta de formación a distancia;
  • Los representantes indígenas presentaron alcances de la ley de consulta previa de Perú;
  • Las centrales sindicales y organizaciones indígenas de Perú, Panamá, Paraguay y Guatemala hicieron un relato y evaluación del trabajo conjunto entre ambos colectivos;
  • Se discutió en grupos sobre cómo fortalecer los vínculos y las alianzas entre organizaciones sindicales y organizaciones indígenas;
  • Se propuso una lluvia de ideas en torno para una campaña por la ratificación e implementación del Convenio 169 de la OIT en América Latina;

 

A continuación se transcribe las ideas de los participantes en relación a cómo fortalecer los vínculos y las alianzas entre las organizaciones sindicales y las organizaciones indígenas:
 
 

 

* Incidencia en la OIT
* Vínculo directo con autoridades tradicionales (caciques), se puede hacer directo a la CSA/CSI. Esta
debería ser una alianza que deberíamos hacer
* Primero fortalecer las organizaciones indígenas y luego pensar si vamos hacer sindicatos solo de
indígenas o si será mixto. La organización indígena tiene otro objetivo, por eso la idea ahora es
capacitar a los indígenas como trabajadores y para defenderse y para el futuro pensar en la
construcción de un sindicato.
* Es necesario mirar los derechos humanos y los derechos específicos de los pueblos indígenas.
* Tenemos objetivos distintos y en la hora de implementar lo que sale de las alianzas es difícil
* Comunicación e información
* Alianza estratégica entre campesinos, indígenas y trabajadores
* Afiliación autónoma de organizaciones campesinas e indígenas a los sindicatos
* Necesidad de más información y sensibilización sobre el Convenio 169
* Elaboración agenda indígena/sindical
* Fortalecimiento de las bases
* Encuentro entre organizaciones indígenas y sindicales sobre el Convenio 169
* Dialogo social involucrando sindicato, organizaciones indígenas, patrones y gobierno
* Intercambio de saberes
* Asegurar el fortalecimiento de diferentes niveles de organización
* Involucrar los sectores mujeres y jóvenes
* Comunicación y coordinación con las bases
* Unidad en base de una agenda común
* Intercambio de experiencias en asuntos laborales y políticos
* Una base de datos de las organizaciones indígenas creada por las organizaciones sindicales y la OIT
* Trabajar con desplazados por la violencia política (Perú)
* Unidad entre centrales sindicales y organizaciones indígenas
* Centrales deben ser sensibilizada para tomar el tema indígena como prioridad
* Trabajar en la ratificación del Convenio 169 en Panamá
* Ver buenas prácticas de Ecuador
* Local – Regional – Global

 

 
Al final de la Reunión Regional los organizadores y participantes compartieron algunas conclusiones y recomendaciones y elaboraron un Plan de Trabajo para llevar a cabo la Campaña por la ratificación e implementación del Convenio núm. 169.
 
A continuación las conclusiones y recomendaciones.
 
 


* Fuerte campaña de las centrales sindicales dirigida a la clase indígena, integrar a los indígenas en sus estructuras y trabajar el Convenio 169 de la OIT

* Fortalecer la articulación mediante la comunicación, coordinación y demandas conjuntas entre el movimiento sindical y el movimiento indígena

* Conversar con los caciques para presentar lo que se ha discutido y lograr la alianza entre sindicatos y organizaciones indígenas

* Compartir y divulgar informaciones sobre las acciones que cada uno está realizando en sus países

* Respaldo y reacción de todos sobre las comunicaciones – comunicación efectiva

* Reforzar los espacios de acción conjunta para evitar la violación a los derechos de los pueblos indígenas, así como la trata de personas y violencia en contra las mujeres

* Aumentar la concienciación para luchar por los pueblos indígenas y asumamos el compromiso personal y por parte de nuestras centrales, incentivando que se verifique las condiciones de los pueblos indígenas

* Apoyar en la organización de los pueblos indígenas que no están organizados

* Unir los esfuerzos a nivel nacional e internacional

* Mayor apropiación del contenido del Convenio 169

* Buscar formas efectivas de comunicación para no perder el acumulado de la formación y las alianzas

* Monitoreo de las organizaciones indígenas y las centrales sindicales que han sido convocadas porque no han contestado

* Monitoreo de la formación, seguimiento


 
 
2.2. Taller Regional de evaluación y seguimiento: Convenio núm. 169 y fortalecimiento de Alianzas (Lima, 2014) - Declaración final y Hoja de Ruta.
 
 
 Taller Regional de evaluación y seguimiento: Convenio núm. 169 y fortalecimiento de Alianzas (Lima, 2014) - Declaración final y Hoja de Ruta.
 
 
La CSA, el programa PRO 169 y ACTRAV-OIT llevaron a cabo los días 4 y 5 de septiembre en la ciudad de Lima el “Taller Sindical Regional de evaluación y seguimiento: Formación a distancia sobre Convenio 169 y fortalecimiento de alianzas”.
 
Este Taller constituyó, por un lado, la fase presencial de las dos actividades formativas a distancia sobre los derechos de pueblos indígenas en el marco del Convenio núm. 169, realizadas en los años 2013 y 2014 por CSA, el programa PRO 169 y ACTRAV-OIT, y, por otro lado, un espacio de diálogo intercultural entre dirigentes sindicales y dirigentes indígenas a fin de discutir sobre cómo ambos colectivos pueden trabajar conjuntamente para la defensa de los derechos de los pueblos indígenas.
 
Se tuvo la oportunidad de presentar la Plataforma de Desarrollo de las Américas (PLADA) de CSA y comentar la posición de esta plataforma política del movimiento sindical de las Américas respecto a la situación y los derechos de los pueblos indígenas.
 
Entre los temas discutidos en el taller figuraron:
 
* Sistematización de las principales conclusiones de las actividades de formación sindical a distancia sobre los derechos de los pueblos indígenas en el marco del Convenio núm. 169
* Presentación del trabajo que realiza la CSA-CSI y el rol de las organizaciones sindicales en relación a los derechos de los Pueblos Indígenas
* Panel sobre experiencias de alianzas sindical-indígena en Paraguay y Perú
*Vínculo del Convenio núm. 169 y los otros Convenios Internacionales del Trabajo de la OIT
*Empleo Juvenil indígena
*Discusión recurrente sobre empleo y transición a la formalidad
*Ocupaciones tradicionales, derechos laborales y formación profesional indígena
*Sistema normativo OIT
 
 
Finalmente, a partir del diálogo intercultural entre los dirigentes sindicales y los dirigentes indígenas, se presentó una declaración complementada por una hoja de ruta destinada a ser ejecutada conjuntamente por el movimiento sindical y las organizaciones y pueblos indígenas.
 
A continuación la Declaración y la Hoja de Ruta.
 
 

 DECLARACIÓN POR EL FORTALECIMIENTO DE LA ALIANZA ENTRE EL MOVIMIENTO SINDICAL Y LOS PUEBLOS INDÍGENAS

(Lima, 4 y 5 de septiembre del 2014)

 El Convenio núm. 169 es un instrumento prioritario para el movimiento sindical de las Américas, región donde habitan 522 pueblos indígenas y aproximadamente 29 millones de personas indígenas (sin contar EEUU y Canadá). En un contexto complejo donde se busca compatibilizar el desarrollo económico y el respeto pleno de los derechos humanos de los pueblos indígenas, el Convenio núm. 169 se constituye como un instrumento de diálogo y justicia social y en un mecanismo habilitador de otros derechos de los pueblos indígenas, entre ellos el derecho a su libre determinación como pueblos y naciones y el derecho a “decidir sus propias prioridades en lo que atañe al proceso de desarrollo, en la medida en que se afecte a sus vidas, creencias, instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan de alguna manera, y de controlar su propio desarrollo económico, social y cultural” (art. 7).


La Plataforma de Desarrollo de las Américas (PLADA) de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas (CSA), propone una estrategia de desarrollo sustentable basado en la justicia social, la igualdad sustancial, la inclusión social y el trabajo decente, fomentando en materia de pueblos indígenas la promoción de la educación intercultural en todos los niveles y “la sanción de leyes y la generación de políticas que favorezcan el respeto a la plurinacionalidad, diversidad cultural e interculturalidad en condiciones justas y mutuamente respetuosas, en especial con sus idiomas, lenguas y dialectos y sus territorios originales”.


En este marco, las y los representantes de las organizaciones sindicales y las organizaciones indígenas convocadas por el programa PRO 169, ACTRAV-OIT y la CSA, en el marco del “Taller Sindical Regional de evaluación y seguimiento: Convenio 169 y fortalecimiento de Alianzas”, realizado en la ciudad de Lima durante los días 4 y 5 de septiembre del 2014, agradecemos la oportunidad brindada en este taller que hace parte de un proceso en el que se contemplaron actividades presenciales y a distancia que acompañaron las Campañas de CSA-CSI en la región.


Gracias a esta oportunidad, hemos profundizado experiencias y saberes en torno a la importancia del respeto de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas así como hemos identificado las mejores prácticas relacionadas con la construcción de alianzas entre el movimiento sindical y las organizaciones y pueblos indígenas a fin de enfrentar los desafíos en la aplicación efectiva del Convenio núm. 169.


En esta Declaración valoramos el trabajo realizado por la CSA-CSI, el programa PRO169 y ACTRAV-OIT a favor del fomento del diálogo intercultural entre el movimiento sindical y las organizaciones y pueblos indígenas con el objetivo de promover por parte de ambos colectivos la elaboración, diseño y adopción de un plan de acción conjunto con el objetivo de luchar colectivamente por la defensa de los derechos de los pueblos indígenas.


Recogemos las conclusiones sindicales de los participantes en el Taller Regional sobre el Movimiento Sindical y el Convenio 169 (Asunción, 2011) y las propuestas de actividades para un trabajo conjunto entre sindicatos y pueblos indígenas elaboradas por los participantes a las actividades formativas regionales los años 2013 y 2014.


Luego del trabajo de análisis y reflexión colectiva realizados en el marco de un diálogo intercultural, de respeto y de reconocimiento de ambos colectivos, declaramos la siguiente HOJA DE RUTA a llevar a cabo conjuntamente:


1. Tomar como punto de partida la necesidad de profundizar el diálogo intercultural entre el colectivo sindical y el colectivo indígena a fin de considerar las particularidades de sus respectivas visiones de desarrollo.

2. Replicar las experiencias compartidas en los talleres organizados por CSA-CSI, PRO169 y ACTRAV-OIT sobre el inicio y el seguimiento de alianzas entre organizaciones sindicales y organizaciones indígenas, en particular la experiencia de trabajo conjunto realizado por la CUT-A Auténtica de Paraguay con el Consejo de Pueblos Indígenas del Chaco; la creación de secretarías o departamentos sindicales de asuntos indígenas; la organización de encuentros nacionales de mujeres indígenas; la instalación por parte del pueblo mapuche del primer instituto bilingüe en Chile; la experiencia organizativa en temas de educación intercultural en Colombia; la incorporación del asunto indígena y la alianza con las organizaciones de pueblos indígenas en los estatutos de las centrales sindicales; el levantamiento de información estadística y la elaboración de informes alternativos de cumplimiento del Convenio núm. 169 como en el caso de Perú.

3. Crear una red latinoamericana de trabajo conjunto sindical e indígena a fin de comunicar y articular las distintas actividades destinadas a cumplir la presente Hoja de Ruta.

4. Realizar encuentros regionales, subregionales y nacionales, de forma periódica, con la participación de las centrales sindicales y las organizaciones indígenas, con la convocatoria de la CSA y la OIT con la finalidad de analizar la situación de los pueblos indígenas de cada país y concertar el seguimiento de la ejecución del plan de actividades de la presente Hoja de Ruta.

5. Fomentar la inclusión en la currícula escolar y universitaria el valor del diálogo intercultural y la formación sobre la historia, la situación actual y los derechos de los pueblos indígenas.

6. Constituir equipos técnicos específicos con abordaje interdisciplinario de la problemática de la situación y derechos de los pueblos indígenas.

7. Solicitar que en la XVIII Reunión Regional Americana de la OIT -a desarrollarse del 13 al 16 de octubre del 2014 en Lima- se incorpore el fortalecimiento y ejercicio de los derechos de los pueblos indígenas en el marco del Convenio núm. 169 y el reconocimiento del movimiento sindical y los pueblos indígenas como parte de las estrategias que buscan profundizar y consolidar los procesos de diálogo social y alianzas para la justicia social.

8. Reconocer la Plataforma de Desarrollo de las Américas (PLADA) adoptada por la CSA como una herramienta política central del movimiento sindical de las Américas en el camino a la lucha por un modelo de desarrollo sustentable basado en la justicia social, la igualdad sustancial, la inclusión social y el trabajo decente.

9. Reconocer que las actividades formativas a distancia organizadas y propuestas por CSA, ACTRAV-OIT y PRO 169 fortalece las capacidades de las organizaciones sindicales e indígenas, facilitando herramientas para profundizar su conocimiento, tejiendo alianzas y estrategias y profundizando el abordaje de tópicos importantes como los procedimientos de supervisión regular y especial de normas, como parte del involucramiento político de los sindicatos en el cumplimiento y supervisión de los convenios.

10. Abordar la problemática particular de los jóvenes indígenas, mujeres y hombres, que no cuentan con oportunidades de trabajo y formación necesaria para enfrentar la explotación laboral, el trabajo forzoso, la informalidad y la trata de personas.

11. Abordar de forma transversal la problemática de la mujer indígena que enfrenta la triple discriminación; ser mujer, ser pobre y ser indígena, que la coloca en una situación de mayor vulnerabilidad y de falta de oportunidades. Esto se refleja en la invisibilización del valor de su trabajo en el sector de las trabajadoras domésticas, su débil participación en espacios políticos de decisión, falta de cobertura en la seguridad social, sobre representación en la economía informal y la violencia doméstica.

12. Considerar que la negociación colectiva en todos los niveles es un instrumento por excelencia para aumentar la cobertura de derechos y en el que se deben introducir cláusulas vinculadas a las disposiciones del Convenio núm. 169.

13. Incorporar la defensa y promoción de los derechos de los pueblos indígenas en los acuerdos marco a nivel transnacional, haciendo particular referencia a la Declaración Tripartita de las Multinacionales de la OIT.

14. Incorporar estas problemáticas en las agendas de los procesos de Autorreforma Sindical ya sea para el fortalecimiento de alianzas, la incorporación de nuevos afiliados como para la promoción conjunta de la PLADA.

15. Impulsar políticas públicas en materia de migraciones a fin de facilitar medidas interculturales para que el tránsito de un lugar a otro se haga con justicia social.

16. Incorporar en la agenda del G20 a través de la OIT los derechos de los pueblos indígenas.

17. Hacer un llamado a los gobiernos a fin que un porcentaje del presupuesto público sea destinado a las políticas públicas en materia de fomento de la interculturalidad en todos los niveles.

18. Hacer un llamado a los gobiernos que han ratificado acuerdos comerciales de libre comercio a fin de incluir como cláusulas obligatorias el respeto de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas conforme las disposiciones del Convenio núm. 169 y la Declaración de las Naciones Unidas por los derechos de los pueblos indígenas.


Lima, 5 de septiembre 2014


 3. Experiencia de articulación nacional entre el movimiento sindical paraguayo y los pueblos indígenas del Chaco

 

La relación de los pueblos indígenas con la sociedad nacional paraguaya fue siempre una historia de conflictos que tuvo una de sus causas fundamentales la lucha por la tierra y la autonomía.

La población indígena constituye el sector más empobrecido y excluido del Paraguay. Según Censo indígena 2002, 44% de las tierras que ocupan las comunidades sin tierra propia pertenecen al Estado y 32% a empresas. En algunas comunidades el analfabetismo es de 94,1% entre la población de más de 15 años y el 93% de las viviendas indígenas no tiene agua potable.

Desde principios del siglo XX, el hábitat tradicional indígena en el Chaco fue ocupado por diferentes proyectos de colonización, el Estado paraguayo inició una masiva venta de tierras a latifundistas, empresas agropecuarias y forestales y emprendió proyectos de colonización para los pequeños agricultores sin considerar que las tierras estaban habitadas por pueblos originarios.

Todos estos nuevos habitantes y empresas avanzaron sobre las tierras indígenas y les obligaron a migrar y refugiarse en tierras aún inexploradas, desalojándoles de su tierra ancestral o de lo contrario obligándoles a permanecer en estas tierras apropiadas como mano de obra barata en condiciones de esclavitud y servidumbre que continua hasta hoy día en numerosas estancias y empresas agro ganaderas. Esto trajo consigo la desintegración de las comunidades como unidades socio- políticas autónomas. Los pueblos indígenas quedaron cada vez más marginados en reducidas extensiones de tierra y con escasos recursos naturales.

Actualmente los territorios de los pueblos indígenas están fragmentados y sobrepoblados. La mayoría de las comunidades están asentadas en tierras deforestadas, suelos depredados y contaminados a causa del uso indiscriminado de agro tóxicos por parte de las empresas agrícolas productoras de soja y trigo. El desalojo y el traslado forzoso de comunidades indígenas sigue siendo una constante. El habitad tradicional indígena en el Chaco es ocupado por los Menonitas y propietarios de grandes estancias ganaderas, lo que les obliga a permanecer en estas tierras apropiadas como mano de obra barata y en condiciones de esclavitud y servidumbre que imperan en las estancias agro-ganaderas.

Este proceso de acercamiento, contacto y trabajo conjunto entre el movimiento sindical paraguayo y los pueblos indígenas es una experiencia nacional fundamental para los procesos futuros en esta materia que se lleven a cabo no solo en Paraguay sino en todos los países del continente. El trabajo desarrollado en este proceso durante los años 2010, 2011, 2012, 2013 y 2014, ha estrechado los vínculos con los pueblos indígenas del Chaco paraguayo y ha contribuido a facilitar el trabajo conjunto en la defensa de los derechos de los pueblos indígenas y en particular la lucha por el respeto de sus derechos laborales y el combate contra el trabajo forzoso.

A continuación se describirá las siguientes actividades:


* Seminario sobre trabajo forzoso en comunidades indígenas en el Chaco Paraguayo (Asunción, 11-12 de noviembre 2010)

* Seminario de seguimiento de la hoja de ruta sobre trabajo forzoso en comunidades indígenas en el Chaco Paraguayo (Filadelfia, Paraguay, 7-8 de noviembre 2011)

* Actividad de seguimiento del trabajo entre organizaciones sindicales y organizaciones de pueblos indígenas en el Chaco Paraguayo (Filadelfia, 4-6 de noviembre 2012)


3.1. Seminario sobre trabajo forzoso en comunidades indígenas en el Chaco Paraguayo (2010)


Los días 11 y 12 de noviembre del 2010, la CSA y la CSI, con el apoyo del Programa PRO 169, realizaron el seminario sobre trabajo forzoso en comunidades indígenas en la región del Chaco Paraguayo en la ciudad de Asunción, Paraguay.


Seminario sobre trabajo forzoso en comunidades indígenas en el Chaco Paraguayo (2010)


El seminario tuvo como objetivos:

* Conocer la situación de las comunidades indígenas en Paraguay;
* Discutir cuáles son los principales obstáculos que impiden poner fin al trabajo forzoso de los pueblos originarios;
* Elaboración, por parte de sindicatos y organizaciones indígenas, de un plan de acción con medidas concretas para poner fin a la utilización del trabajo forzoso en el Chaco paraguayo.

Participaron representantes de las siguientes organizaciones sindicales e indígenas: Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas, Confederación Sindical Internacional, Central Nacional de Trabajadores de Paraguay, Central Unitaria de Trabajadores Auténtica de Paraguay, União Geral de Trabalhadores de Brasil, Central Única dos Trabalhadores de Brasil, Internacional de la Construcción y Madera (ICM), OIT, Federación Regional de Comunidades Indígenas del Chaco (FRICC), Organización del Pueblo Guaraní (OPG), Dirección General de Educación Escolar Indígena de Paraguay (DGEEI), Movimiento Pueblos Originarios Urbano, Coordinadora de Líderes del Bajo Chaco (CLIBCH) y Foro Permanente de la ONU para los Pueblos Indígenas.

Se realizaron tres paneles de trabajo:

* Realidad actual del trabajo forzoso en comunidades indígenas en el Chaco paraguayo
* Fortalecimiento e implementación de los convenios y leyes existentes para combatir el trabajo forzoso
* El Rol de la educación indígena para eliminar el trabajo forzoso


Se llevó a cabo un trabajo de grupos a fin de dar responder a la pregunta: ¿Cómo pueden colaborar las centrales sindicales, las organizaciones indígenas y la OIT en la implementación y consolidación de las leyes y normas existentes?

Los grupos conformados presentaron las siguientes conclusiones:


1) Realizar jornadas de capacitación en derechos humanos indígenas, laborales y sindicales en conjunto con fiscales, jueces, defensoría, policías, líderes indígenas.

2) Las organizaciones sindicales deberían adecuar sus estructuras para la defensa de los derechos indígenas.

3) Realizar foros, conversatorios, encuentros visitas conjuntas a los puestos laborales, jornadas de capacitación en derechos humanos indígenas. Asistencia técnica de la OIT para la formación de promotores. Spot radiales, programas radiales, afiches, volantes, trípticos, guías.

4) Revisión de las leyes de protección a los derechos indígenas. Articulación de los programas sociales con las comunidades nativas. Convenios con el sistema nacional de capacitación laboral (SINAFOCAL) y sistema nacional de promoción profesional (SNPP).

5) Sensibilizar autoridades y trabajar con medios de comunicación

6) Contactar con las organizaciones del chaco para verificar la diversidad de formas de trabajo.

7) Campaña de concientización nacional para sensibilizar sobre los derechos de los pueblos originarios.

8) Desarrollar acciones con las mujeres indígenas.

9) Invitar a las organizaciones sindicales a acompañar las reuniones de organizaciones indígenas y realizar formación en derechos humanos y convenios de la OIT.


Finalmente los participantes elaboraron un Plan de Acción para el año 2011 (acciones, responsables, plazo, lugar, presupuesto) compuesto por las siguientes acciones:


* Consultas previas en las comunidades organizaciones de pueblos originarios de Paraguay

* Reunión de formación sobre el convenio 29 sobre trabajo forzoso con el FRICC y representantes de las centrales sindicales

* Jornadas de capacitación en derechos humanos con gobiernos, sindicatos, empleadores y organizaciones de pueblos originarios y formación de formadores para tales pueblos


* Campañas:

+ Sensibilización sobre la importancia y contenido del Convenio 169

+ Carta compromiso de los candidatos/as y gobiernos respecto del Convenio 29

+ Sensibilización sobre los derechos de los pueblos originarios (con trípticos, volantes, programas de radio, guías, revista y video de la CSI)

+ Incluir en el currículo nociones claras contra el racismo hacia los pueblos originarios


* Estudios

+ Estudio regional comparado sobre trabajo forzoso y explotación laboral en la región del Chaco: Paraguay, Argentina, Bolivia, Brasil.

+ Mapeo de las tierras de los pueblos originarios(situación formal, legal, titulación)


* Programas de intercambios de experiencias entre pueblos originarios en América Latina


* Aspectos Legales

+ Revisión de leyes –enmiendas– inclusión de la noción de territorio y no solo de grupos.

+ Introducción de la aplicación efectiva de las leyes.


3.2. Seminario de seguimiento de la hoja de ruta sobre trabajo forzoso en comunidades indígenas en el Chaco Paraguayo (2011)


La CSA-CSI con el apoyo del Programa PRO 169 realizaron el Seminario de Seguimiento de la hoja de ruta sobre trabajo forzoso en Comunidades indígenas en el Chaco Paraguayo, en la ciudad de Filadelfia los días 7 y 8 de noviembre del año 2011.


Seminario de seguimiento de la hoja de ruta sobre trabajo forzoso en comunidades indígenas en el Chaco Paraguayo (2011)


El seminario tuvo como objetivos:


* Presentar el estudio sobre pueblos indígenas en Paraguay

* Revisar la hoja de ruta (logros y dificultades)

* Reforzar la alianza entre sindicatos y organizaciones indígenas

* Hacer un plan de seguimiento de la hoja de ruta para 2012 a fin poner fin a la utilización del trabajo forzoso en el Chaco paraguayo.


Participaron representantes de las siguientes organizaciones sindicales e indígenas: Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas, Confederación Sindical Internacional, Consejo de Pueblos Indígenas del Chaco, CUT – A Auténtica, CNT Paraguay, Oficina de la OIT en Paraguay, CUT Brasil, Municipalidad de Filadelfia, Coordinadora general de las mujeres del Boquerón, representante del Pueblo Guaraní Ñandeba, representantes del Pueblo Nyba Cle, Ex presidente del Foro Permanente de las Naciones Unidas, representante líder de la comunidad San Martin, representante del pueblo Ayoreo, representante del pueblo Guaraní Ñandeba, representante del pueblo Guanjuy y representante del PRO 169 de la OIT.


Las tareas desarrolladas fueron:


* Revisión del Plan de acción aprobado en noviembre 2010

* Plan de acción: compromisos asumidos, responsabilidades, dificultades y logros

* Trabajo de grupos a fin de dar responder a la pregunta: ¿Cómo pueden colaborar las centrales sindicales, las organizaciones indígenas, la CSA-CSI y la OIT en la implementación y consolidación de las leyes y normas existentes? 


Se llevó a cabo un trabajo de grupos a fin de dar responder a la pregunta: ¿Por qué y para qué la alianza entre el movimiento sindical y los pueblos indígenas? ¿Cómo pueden colaborar las centrales sindicales, las organizaciones indígenas, la CSI y la CSA y la OIT en la implementación y consolidación de las leyes y normas existentes?

Los grupos conformados presentaron las siguientes conclusiones:

Grupo 1 - ¿Por qué y para qué la alianza?

El gobierno da muy poca información y la alianza es importante para poder recibir información que nos brindan las centrales sindicales porque permitirá fortalecer la organización y encontrar solución a sus problemas. Sería conveniente tener una oficina sindical para que los pueblos sean escuchados. La responsable en la oficina de Irala Fernández no inspira confianza, les infunde temor a los indígenas y les dice que serán despedidos. Habría necesidad de una oficina en Filadelfia para que las personas puedan hacer llegar sus quejas. Parece que en Loma Plata hay otra oficina de trabajo, es necesario averiguar. Las personas que trabajan en las colonias son muy manipuladas. El actual presidente del Paraguay olvidó sus promesas a los indígenas, sobre todo en salud y educación, las mujeres se mueren sin recibir atención.

Grupo 2 - ¿Por qué la alianza?

Por el aislamiento en el que se encuentran los indígenas, por los múltiples problemas laborales (desigual salario, jornadas de trabajo, arbitrariedad), debilidad de las organizaciones indígenas, por la violación sistemática de los derechos humanos fundamentales de hombres y mujeres indígenas.

¿Para qué la alianza?

Para visibilizar la situación y condición en la que se encuentran los pueblos indígenas del Chaco. Para desarrollar la capacidad de información, formación, fortalecer la organización, cohesionar las agendas de trabajo, conocer procedimientos administrativos legales y jurídicos, desarrollar iniciativas productivas y lograr apoyo financiero, poder incidir en el estado para lograr la revisión de la titulación de tierras y promover los derechos indígenas.

Grupo 3 - ¿Por qué y para qué la alianza?

Consolidar una oficina en el seno de la CUT-A que acompañe a las organizaciones indígenas. Construir capacidades a través de procesos de capacitación y apoyar en la comprensión de género, gobernabilidad y derechos. Diseñar e implementar una estrategia de comunicación adecuada para hacer llegar información. Seguimiento y monitoreo de compromisos y programas. Construir una agenda nacional de políticas públicas en atención a las necesidades de los Pueblos Indígenas y solicitar un asesor/a exclusivo para el Consejo de Pueblos Indígenas. Buscar un proyecto a nivel internacional para el empoderamiento de las organizaciones indígenas y solicitar apoyo en la búsqueda a las distintas instituciones que participan en la reunión. Necesidad de mayor contacto entre los líderes y que no solo vaya a las reuniones el presidente del Consejo. Mayor consideración a las mujeres y mayor participación en las instancias organizativas.


¿Cómo pueden colaborar las centrales sindicales, las organizaciones indígenas, la CSI y la CSA y la OIT en la implementación y consolidación de las leyes y normas existentes?

Grupo 1: Hay un acuerdo entre la CNT y la CUT A para apoyar la creación del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social que debería contar con una Dirección o Unidad con representantes de los pueblos indígenas. La CSA y CSI pueden colaborar a nivel regional e internacional en las protestas por violaciones a los DDHH y con la OIT colaborar para la capacitación y formación. Las Centrales Sindicales y las organizaciones indígenas podrían lograr el apoyo de Itaipú para jornadas de capacitación y/o becas. Estas becas deben otorgarse a personas que demuestren un verdadero compromiso con sus comunidades y se debería exigir que al volver los y las beneficiados trabajen durante un tiempo con las comunidades.

Grupo 2: Elaboración de informes alternativos (previa capacitación) desarrollar una campaña de sensibilización sobre la situación de los pueblos indígenas en Paraguay Impulsar una mesa de diálogo social (participación cuadripartita, previa capacitación). Desarrollar un taller de capacitación sobre convenios laborales (convenios fundamentales de la OIT) y el Convenio 169 (Análisis comparado con la legislación paraguaya).

Grupo 3: Elaborar los reclamos y denuncias de los pueblos Indígenas con el acompañamiento de las Centrales ante las autoridades nacionales y los organismos internacionales en materia de DD HH y laborales. Facilitar la ayuda técnica sobre capacitación y conocimiento sobre los Derechos Humanos y Laborales, acceso a la justicia y su debido proceso. Construir conjuntamente con la Organizaciones Indígenas un plan de Políticas Públicas para la erradicación de la extrema pobreza, la seguridad alimentaria y nutricional, acceso a la salud reproductiva y preventiva de las mujeres, acceso a la justicia y la educación de calidad en igualdad de condiciones a la de cualquier otro habitante del territorio nacional. Promover una campaña de restitución de la tierra ancestral y del agua Socializar un protocolo para aplicación de la consulta realizado por el sistema de Naciones Unidas. Es esencial contactar al representante del sistema UN en Paraguay y homogenizar formas de trabajo entre las agencias.

Finalmente los participantes elaboraron un Plan de Acción para el año 2012 (acciones, responsables, plazo, lugar, presupuesto) compuesto por las siguientes acciones:


* Capacitación/Formación

+ Taller de capacitación sobre derechos de los pueblos indígenas y fortalecimiento organizacional

+ Taller de capacitación con las centrales sindicales sobre convenios fundamentales de la OIT y el Convenio 169 (análisis comparado con la legislación paraguaya)


* Campaña temática: Sensibilización sobre el Convenio 169


* Estudios:

+ Recopilación y socialización de documentos sobre pueblos indígenas del Paraguay

+ Recopilación y sistematización de estudios, informes sobre el trabajo forzoso en el Chaco y su difusión puntual

+ Mapeo de tierras originarias de los pueblos originarios, situación formal, legal, formas de titulación (Finalización)


* Programa de intercambio de experiencias entre pueblos indígenas y sindicatos en América Latina (Reunión Regional de la Red de Derechos Humanos sobre Pueblos Indígenas)

 

3.3. Actividad de seguimiento del trabajo entre organizaciones sindicales y organizaciones de pueblos indígenas en el Chaco Paraguayo (2012)

 

Con la cooperación de la CSI, ACTRAV-OIT y el programa PRO169 se realizó una visita al Chaco paraguayo (Filadelfia, Paraguay) entre los días 4 y 6 de noviembre del 2012 con la finalidad de hacer el seguimiento del trabajo entre organizaciones sindicales y organizaciones de pueblos indígenas en dicha región.

Se realizaron las siguientes actividades:

 

  •  04/11 - Visita a comunidades indígenas
  •  05 y 06/11 – Taller de capacitación
  •  06/11 - Evaluación

 

Estas actividades tuvieron como objetivos:

 

  •  Informar y capacitar a dirigentes sindicales y líderes indígenas sobre el Convenio 169 de la OIT, sus alcances y contenidos;
  •  Reforzar la alianza entre sindicatos y organizaciones indígenas;
  •  Revisar el seguimiento de la hoja de ruta para la eliminación del Trabajo Forzoso en el Chaco Paraguayo.

 

Participaron representantes de las siguientes organizaciones sindicales e indígenas: Confederación Sindical de Trabajadores/as de las Américas, Confederación Sindical Internacional, Representante del programa PRO 169, Representantes del pueblo Guaraní, Representantes del pueblo Guaraní Ñandeva, Representantes del pueblo Nivaclé, Representantes del pueblo Angaité, Representante del Vice Ministerio del Trabajo de Paraguay, Representantes de la CUT-A Paraguay, Representantes de CNT Paraguay, Representante de la Universidad Católica y Representante de la Municipalidad Filadelfia.

El domingo 4 de noviembre se realizaron las visitas a dos comunidades indígenas a fin de conocer el lugar dónde viven los compañeros y saber cuáles son los principales problemas.

El día 5 de noviembre se llevó a cabo el Taller de Capacitación a cargo de la especialista del Programa PRO 169. Se aprovechó este espacio para establecer un diálogo entre las centrales sindicales, el representante del Vice Ministerio del Trabajo y el representante de la municipalidad de Filadelfia donde se presentó a tales representantes la CUT-A, la CNT, la CSA-CSI, y el programa PRO169 y se informó sobre el apoyo a las comunidades indígenas para combatir el trabajo forzoso en el Chaco Paraguayo.

El representante del Vice Ministerio del Trabajo, Raúl Rosa Flores, manifestó que cuentan con el apoyo de las organizaciones indígenas y sindicales para conseguir mejores logros para cambiar la situación de los compañeros indígenas, para solucionar los problemas que se presentan. Se comprometió al establecimiento de una Oficina del Ministerio de Trabajo en Filadelfia. Por su parte el representante de la Unidad de proyectos de la municipalidad de Filadelfia, Rudolf Hildebrandt, manifestó que los espacios de análisis y dialogo necesitan ser entre todos, que hay informaciones confusas porque hay los informes del ministerio del trabajo y otros realizados que contradicen estos informes, que es necesario crear mesas de diálogo dónde participen todos, los empresarios, el gobierno y los trabajadores.

 

3.4. Organizaciones sindicales e indígenas de Paraguay


3.4.1. Central Unitaria de Trabajadores Auténtica

http://cutautentica.org.py/

La Central Unitaria de Trabajadores Auténtica (CUT-A) fue fundada el 13 de Octubre de 2000. A nivel internacional está afiliada a la Confederación Sindical Internacional, a la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de las Américas, así como a la Coordinadora de Centrales Sindicales del Cono Sur.

Fue una de las organizaciones convocantes y participantes en los Seminarios sobre trabajo forzoso en las Comunidades Indígenas del Chaco paraguayo que se llevó a cabo en Paraguay, con el apoyo de la CSI, la CSA y Pro 169.

El 30 de agosto del 2012, que colabora con el Consejo de Pueblos Indígenas del Chaco, envío comentarios a la Comisión de Expertos de la OIT en relación al incumplimiento del Convenio núm. 169 del Estado paraguayo.

En el informe de la Comisión de Expertos del 2013 se indica que la CUT-A, basándose en entrevistas realizadas con representantes de organizaciones indígenas del Chaco, subraya “la persistencia del problema del trabajo forzoso en las explotaciones agrícolas y fábricas de esa región, y declara que el Gobierno no ha aplicado medidas eficaces para erradicar esas prácticas. La organización sindical insiste en que se margina a las comunidades indígenas, olvidadas por el Estado; el sistema de endeudamiento permanente en el que las grandes empresas agrícolas mantienen a los trabajadores que pertenecen a esas comunidades, impidiéndoles, de ese modo buscar otras alternativas; las discriminaciones de las que son víctimas esos trabajadores que reciben sistemáticamente salarios inferiores a los de los demás trabajadores y que, en numerosos casos, ni siquiera reciben la mitad del salario mínimo; la corrupción que impide a las autoridades públicas ejercer correctamente sus funciones — incluida la tramitación de las quejas — y también obstaculiza la restitución de las tierras ancestrales; la insuficiencia de medios del Ministerio de Justicia y de Trabajo para proteger a las comunidades indígenas.” Asimismo, la Comisión de Expertos tomó en cuenta la observación hecha por CUT-A por la cual manifiesta que se han dado casos de ocupaciones de tierras de comunidades indígenas por parte de campesinos sin tierra, quienes han extraído madera y deforestado bosques.

En este informe la Comisión de Expertos indica lo siguiente:

 

Tomando en cuenta las nuevas observaciones de la CUT-A, la Comisión pide al Gobierno que agregue indicaciones sobre el resultado de las medidas adoptadas para eliminar el trabajo forzoso y la discriminación de trato en contra de los pueblos indígenas, especialmente en las estancias y comunidades menonitas. La Comisión también se refiere a sus comentarios sobre la aplicación de los convenios fundamentales relativos a la abolición del trabajo forzoso y a la eliminación del trabajo infantil.

 

3.4.2. Central Nacional de Trabajadores de Paraguay

http://www.cnt.org.py/

La Central Nacional de Trabajadores (CNT) es una organización sindical y un movimiento de trabajadores, cuya misión fundamental es el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de los trabajadores y trabajadoras del Paraguay. La CNT es heredera y continuadora histórica del Movimiento Sindicalista Paraguayo (M.S.P.) y de la Central Cristiana de Trabajadores (CCT), de las Ligas Agrarias Cristianas (LAC) y de la Coordinación Nacional de Trabajadores y sus Organizaciones Urbanas y Campesinas.

Fue una de las organizaciones convocantes y participantes en los Seminarios sobre trabajo forzoso en las Comunidades Indígenas del Chaco paraguayo que se llevó a cabo en Paraguay, con el apoyo de la CSI, la CSA y Pro 169.

Entre las organizaciones que afilia figura la Organización Nacional Campesina (ONAC).

El 21 de julio del 2001, el 19 de noviembre del 2004 y el 31 de agosto del 2011 la CNT envío comentarios a la Comisión de Expertos de la OIT en relación al incumplimiento por parte del Estado paraguayo del Convenio núm. 29 sobre el trabajo forzoso, en particular denunció la existencia de servidumbres por deudas de las comunidades indígenas del Chaco.

En el informe de la Comisión de Expertos del 2013 se toma en consideración la observación de la CNT por la cual denuncia que los pueblos originarios son explotados con jornadas de más de doce horas diarias recibiendo a cambio sólo la comida. En el mismo sentido, la Comisión observa que en sus observaciones, que tanto la CSI como la CNT y la CUT-A confirman la persistencia del trabajo forzoso en la región del Chaco.

Tomando en consideración tales observaciones la Comisión de Expertos concluye lo siguiente:

 

La Comisión insiste en la necesidad de fortalecer la inspección del trabajo y, en particular, la Oficina de la Dirección de Trabajo en la localidad de Teniente Irala Fernández, así como la Subcomisión de Derechos Fundamentales en la región del Chaco, cuyo mandato es, en particular, recibir las denuncias relativas a las violaciones de los derechos laborales. La Comisión pide al Gobierno que adopte las medidas necesarias para asegurar que esas entidades disponen de los recursos materiales y de personal adecuados y se benefician de la formación apropiada para identificar a las víctimas y permitirles hacer valer sus derechos; tratar de manera eficaz las denuncias recibidas y realizar las investigaciones pertinentes; así como para desplazarse de manera rápida y eficaz en las zonas de riesgo.

 

3.4.3. Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas

http://www.fapi.org.py/

La Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI) es una federación indígena autónoma y representativa, conformada de 12 organizaciones de Pueblos Indígenas del Paraguay, de las dos regiones del país: Oriental y Occidental o Chaco.

Tiene como objetivos:

 

  •  La defensa de los derechos colectivos e individuales de los Pueblos Indígenas del Paraguay.
  •  La unión de esfuerzos entre las organizaciones y/o asociaciones para la vigencia plena de las garantías legales y el cumplimiento establecido por la Constitución Nacional, como también en los convenios internacionales.
  •  La articulación de acciones con otras organizaciones indígenas tanto nacionales, como internacionales a fin de fortalecer la unidad de los Pueblos Indígenas en el mundo, y
  •  La defensa de los derechos e intereses de las organizaciones y/o asociaciones miembro y a través de estas a las comunidades indígenas de todo el país.

 

Forman parte de FAPI:

Organizaciones indígenas de la región Occidental de la República del Paraguay.

 

  •  Federación de Pueblos y Organizaciones Indígenas Chaco del Py (FEPOI).
  •  Federación Regional Indígena del Chaco Central (FRICC).
  •  Organización Payipie Ichadie Totobiegosode – OPIT, Alto Paraguay.
  •  Organización del Pueblo Enlhet Norte (OPEN).
  •  Asociación Angaité para el Desarrollo Comunitario (ASADEC), de Presidente Hayes.
  •  Organización Mismo Indígena (OMI). Organizaciones indígenas de la región Oriental de la República del Paraguay.
  •  Asociación de Comunidades Ava Guaraní del Alto Paraná (ACIGAP).
  •  Asociación de Comunidades Indígenas Ava Guaraní de Alto Canindeyú (AAGAC ).
  •  Asociación de Comunidades Indígenas Mbya Guaraní Che‘íro Ara Poty, de Caaguazú.
  •  Asociación de Comunidades Indígenas de Itapúa – ACIDI.
  •  Asociación de Comunidades Indígenas Mbya Guaraní “Tekoa Yma Jehe’a Pavë”.
  •  Asociación Indígena Pa’i Tabyterà rekopavè, de Capitán Bado.

 

3.4.4. Organizaciones indígenas del Chaco paraguayo participantes de los seminarios

Entre las organizaciones indígenas del Chaco que participaron en los Seminarios sobre trabajo forzoso en las Comunidades Indígenas del Chaco que se llevó a cabo en Paraguay, con el apoyo de la CSI, la CSA, el programa PRO 169 de OIT y las organizaciones sindicales paraguayas, figuran:

 

  •  Consejo de Pueblos Indígenas del Chaco paraguayo
  •  Central Nacional de Trabajadores de Paraguay
  •  Federación Regional de Comunidades Indígenas del Chaco (FRICC)
  •  Organización del Pueblo Guaraní (OPG)
  •  Movimiento Pueblos Originarios Urbano
  •  Coordinadora de Líderes del Bajo Chaco (CLIBCH)